Piden a Barbosa no se condicione y garanticen las clases de nivel básico

179

Esta semana el gobierno federal y estatal anunció el regreso a clases virtuales a partir del 24 de agosto, para el nuevo ciclo escolar 2020-2021, con la utilización de la televisión como herramienta para difundir los contenidos educativos.

Para entender la problemática a la que se enfrenta el gobierno del estado para garantizar que las clases lleguen a más de un 1.5 millones de estudiantes del nivel básico, así como a 70 mil maestros en 12 mil escuelas públicas, el Observatorio Ciudadano Laboral Poblano da a conocer una serie de cifras que nos reflejan la realidad en la que viven los poblanos.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2018 del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), el 10 por ciento de las viviendas en el estado no cuentan con televisión. Esto representa un total de 140 mil viviendas.

Asimismo, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reportó que en la entidad hay 165 comunidades que no cuentan con energía eléctrica en sus hogares, la mayoría ubicadas en la Sierra Norte.

Mientras que el más reciente Censo de Población y Vivienda 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló que de un millón 373 hogares que hay en el estado, un millón 163 carece del servicio de internet (84.7 por ciento), y un millón 176 no cuentan con computadora (78 por ciento).

La emergencia sanitaria por el virus Covid-19 ha generado una crisis con estragos económicos y sociales en el mundo; sin embargo, en México y entidades como Puebla la desigualdad se polariza y pone en evidencia que se carecen de las condiciones básicas para que miles de estudiantes de educación básica retornen a clases.

Actualmente, seis de cada diez personas que viven en el estado de Puebla son pobres y dos más, el 23 por ciento, están en riesgo de serlo, reveló el “Informe de Pobreza y Evaluación 2020” del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Además, la mitad de los 6.1 millones de personas que habitan en la entidad sólo cuentan con dinero para cubrir sus necesidades básicas.

Y la principal fuente de ingresos son las remesas y los apoyos gubernamentales, como Bienestar y las becas que otorgan a estudiantes.

Por esta razón, el Coneval destacó que Puebla ocupa el séptimo lugar a nivel nacional con el mayor número de personas que cuentan con recursos para estudiar.

Como Observatorio Ciudadano Laboral Poblano reconocemos a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) de aceptar a todos los aspirantes de nivel medio superior.

Asimismo, al rector Alfonso Esparza Ortiz por su sensibilidad ante la difícil situación que viven los poblanos por la pandemia de Covid-19.

Es en estos momentos, cuando necesitamos como sociedad el respaldo de las instituciones, como la máxima casa de estudios de los poblanos.

Ante el panorama descrito, solicitamos al gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta que tome en consideración que la pandemia ha dejado estragos económicos y sociales entre la población.

1.- Por este motivo, le pedimos que la Secretaría de Educación Pública (SEP) garantice la educación para todos los estudiantes de nivel básico en Puebla.

2.- Que el cobro de cuotas inscripción o reinscripción no sea una condicionante para que los menores trunquen su educación.

3.- Que no se exija la compra de uniformes ni de útiles escolares hasta que se den las condiciones de regresar a clases presenciales.

4.- Asimismo, condenamos que para cubrir requisitos administrativos obliguen a los padres de familia a participar en reuniones para el registro de sus hijos.

(Redacción)

Lo leíste en La Primicia MX
Comenta