Rezago educacional y económico por embarazos juveniles

1170

59% de las adolescentes de 12 a 19 años con antecedente de embarazo sólo cursó hasta la secundaria

TEVA México realizó su cuarto taller informativo llamado “Innovación: Métodos anticonceptivos en México” con el fin de promover la salud sexual y reproductiva de las mujeres en México.

 

La actividad contó con la presencia de las doctoras Karla Córdoba, Gerente Médico de TEVA e Imelda Hernández, Médico adscrito en el Hospital Juárez de México, ambas especialistas mencionaron durante el taller la gran necesidad que enfrenta el país para seguir reforzando el conocimiento entre las mujeres mexicanas sobre las opciones y el uso de métodos anticonceptivos.

 

De acuerdo con datos presentados en 2018 por los titulares de la Secretaría de Salud y del Consejo Nacional de Población, durante 2016 en México, 42.1% de los nacimientos en México fueron de madres de entre 10 y 17 años de edad. Según cifras, al rededor del 45% de las mujeres de 15 a 19 años no utilizó métodos anticonceptivos en su primera relación sexual, lo que refleja la falta de información1.

 

Por su parte, la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) señala que la tasa de fecundidad entre adolescentes se ha mantenido en niveles altos, pues ocurren 77 nacimientos por cada 1,000 adolescentes de 15 a 19 años. Además, quienes forman parte de esta estadística afrontan el riesgo de sumarse al rezago social y educativo.2

 

La Dra. Karla Córdoba, gerente médico de TEVA, comenta que “Actualmente los y las adolescentes practican la sexualidad por deseo y convicción propia, y es por ello que debemos incrementar esfuerzos para que tanto los padres de familia, escuelas y centros de salud provean información, comunicación y apoyo para que los jóvenes cuenten con bases para elegir, con ayuda de un médico especialista, el mejor método anticonceptivo, como: los dispositivos intrauterinos (DIU), los implantes y las píldoras hormonales que se conocen como anticonceptivos de régimen extendido”

 

En ese sentido, el anticonceptivo hormonal oral combinado de régimen extendido ha resultado favorable en pacientes en edad fértil entre 15 y 49 años, pues proporciona comodidad al solo contar con 4 periodos menstruales cortos y ligeros al año. Así, la mujer estará despreocupada y protegida ante un posible embarazo no deseado.

 

Para la elección del mejor anticonceptivo es indispensable que los adolescentes cuenten con una consejería adecuada desde el hogar, escuelas y centros de salud. Para ello, se requiere lo siguiente:

  • Un proceso de comunicación y análisis
  • Brindar elementos informativos y claros
  • Fomentar y asegurar el uso correcto y satisfactorio de cada método, incluyendo:
    • La eficacia de cualquier método anticonceptivo; sus indicaciones, contraindicaciones y precauciones; forma de administración; lineamientos generales para prescripción; duración de la protección anticonceptiva; seguridad, efectos adversos y conducta a seguir; seguimiento, evaluación y reforzamiento e información sobre el costo.
  • Adopción de nuevos métodos
  • Información dirigida
  • Grado de satisfacción con la visita
  • Información sobre efectos adversos
  • Mejoras de apego

 

“El desconocimiento sobre qué y cómo utilizar los diversos métodos anticonceptivos que existen es una desventaja que persiste en la sociedad y la falta de información limita a las mamás jóvenes a terminar sus estudios, tener desarrollo social o salir en el mercado laboral.”, comentó la Dra. Córdoba.

 

Los problemas estructurales en el país y en la sociedad requieren de soluciones integrales a largo plazo. TEVA, a través de su trabajo continuo, busca cubrir las necesidades de la población femenina en el país y el mundo; ofrece innovación, accesibilidad, facilidad de uso y garantía de seguridad y confianza.

Lo leíste en La Primicia MX
Comenta