Atraer y retener personal de salud es una prioridad ante la contingencia sanitaria Grupo Adecco México

182
Foto: Grupo Adecco
Foto: Grupo Adecco

La pandemia de COVID-19 que se ha esparcido en México y el mundo, ha desencadenado nuevas oportunidades y formas de trabajar. Si bien, ser médico y enfermero se consideran profesiones de suma importancia, hoy más que nunca, representan perfiles imprescindibles en todas las naciones, por lo que las condiciones laborales para médicos y en general, para el personal de la salud están siendo reconsideradas. 

Ante la contingencia sanitaria del COVID-19, el Gobierno federal tiene el objetivo de reclutar a seis mil 600 médicos para atender la emergencia, los cuales tendrán un sueldo de entre $26 mil 600 pesos y $34 mil 755 pesos, dependiendo si son doctores generales o especializados, señaló el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). 

“La pandemia ha incrementado la necesidad de contar con más personal médico para atender a los miles de pacientes que padecen COVID-19, independientemente si lo hacen dentro del sector público o en hospitales privados. Además, las empresas que no han frenado sus operaciones también enfrentan la responsabilidad de promover acciones que cuiden a sus colaboradores ante la contingencia epidemiológica, por lo cual han optado por instaurar servicios médicos dentro de sus instalaciones para que el personal pueda disipar sus dudas, si tiene algún síntoma y no automedicarse. Esta acción ayuda además a la detención temprana de otras enfermedades. Bajo esta premisa, también ha aumentado el requerimiento de estos perfiles.” explicó la Directora de Operaciones de Grupo Adecco México, Laura Cousin. 

De acuerdo con datos de la firma, los médicos generales tienen un sueldo promedio de $14 mil pesos, y hasta de $30 mil 500 pesos y en el caso de los enfermeros, los salarios van de los $8 mil a los $15 mil 500 pesos, en promedio. 

Por ser vacantes formales tienen prestaciones de ley. Sin embargo, ante la demanda de más profesionistas de este sector el promedio salarial y las prestaciones pueden variar. En ambas profesiones, la experiencia cuenta para ser catalogado con un rango salarial más alto; para los enfermeros, la variable de salario 

es mayor si son técnicos o licenciados titulados; en los doctores, su especialidad en medicina interna, neumología, cardiología o urgencias, puede cambiar en gran medida la percepción salarial que pueden obtener. 

Ante esto, la directora señala que “los empleos para perfiles hospitalarios: médicos, enfermeros estarán muy demandados, la búsqueda de estos perfiles y la retención de estos es un punto crítico. En general esta industria se caracteriza por tener prestaciones superiores a la ley, sin embargo, tendrán que poner atención a ciertas compensaciones complementarias que por la contingencia podrían ser revaloradas como equipo e insumos de protección para desempeñar sus funciones, transporte o asignación de vehículos; hay empresas que incluso han hecho convenios con cadenas de hoteles para brindar hospedaje después de las largas jornadas. También hay organizaciones que ofrecen compensaciones monetarias como vales, bonos o un mayor porcentaje de utilidades y aguinaldo, entre otros.” 

Aunque las autoridades gubernamentales ya están reclutando personal médico, será necesario tener en cuenta más talento para atender los estados en donde ya se registran más casos de COVID-19 como Baja California, Ciudad de México, Quintana Roo, Jalisco y Nuevo León, por mencionar algunos.

Lo leíste en La Primicia MX
Comenta