El Ejército mexicano trabaja en desactivar las minas que dejó el narco en la Tierra Caliente de Michoacán

279

En el municipio de Aguililla, las autoridades han decomisado 23 artefactos explosivos improvisados.

Como parte de las acciones del gobierno federal para atender la inseguridad y los desplazamientos forzados en la región de Tierra Caliente de Michoacán, el Ejército mexicano, la Guardia Nacional, la Policía estatal y la Fiscalía General de la entidad se trasladaron, a finales de enero, a las distintas poblaciones del municipio de Tepalcatepec y Aguililla.

Parte de las acciones militares en Tepalcatepec tuvieron como objetivo lograr que «1.182 habitantes regresen a sus hogares» y que «950 hectáreas de caña de azúcar puedan ser cosechadas». 

Ataque con explosivos

No obstante, durante los operativos por las poblaciones de Loma Blanca, El Bejuco, El Casangue, Los Horcones y El Colomo, integrantes de la delincuencia organizada atacaron a las fuerzas de seguridad con explosivos y armas, dejando un saldo de 10 militares heridos. 

«Hay muchas minas por todos lados y la gente no se anima a trabajar sus tierras», contó una habitante de Aguililla en entrevista con el citado medio. 

En Aguililla, el Ejército ha decomisado 23 artefactos explosivos improvisados, según informó la institución el 9 de febrero.

Mientras las fuerzas de seguridad regresaron a localidades que fueron testigos del cruento enfrentamiento entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el grupo local conocido como Cárteles Unidos, el escuadrón antiexplosivos de la Sedena trabaja para desactivar las minas y artefactos que aterrorizan a campesinos, ganaderos y demás habitantes de la Tierra Caliente de Michoacán. 

Tomado de: RT NOTICIAS



Lo leíste en La Primicia MX
Comenta