El presidente de SINDEMEX habla sobre los cambios que el nuevo gobierno ha suscitado a nivel Nacional y en Puebla

66

Pobreza, corrupción y crimen organizado son las asignaturas donde se han dado acciones contundentes por parte del Presidente Andrés Manuel López Obrador, incluyendo la recuperación del poder adquisitivo con el incremento histórico en los salarios mínimos.

El gobierno también debe tener claro que es de vital importancia lograr la ratificación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (TMEC), en especial para zonas del país como la Frontera Norte y entidades como Puebla, Guanajuato y Aguascalientes que se han convertido en bastiones de la industria automotriz y autopartes.

Las acciones para mejorar el ingreso de los mexicanos se reflejan en Puebla en hechos como creció en el último trimestre en más de 18 mil personas quienes hoy ganan de dos a tres salarios mínimos, mientras que el número de personas con prestaciones repuntó en más de 24 mil.

En paralelo, en casos como Puebla, se logró una espectacular baja de la tasa de desocupación en el último trimestre del 2018 del tres por ciento previo al 2.5 por ciento para reportar además la mejor marca en trabajadores asalariados con más de 1.6 millones de registros, un crecimiento del 2.6 por ciento, mientras que el número de empleadores también creció 0.46 por ciento a tasa anual en el estado.

Lo anterior refleja un crecimiento de más de 15 mil nuevos empleos en el sector de la construcción en el último trimestre del 2018, ya como parte de las acciones del gobierno federal que también se ha apostado al desarrollo de obras en materia de infraestructura para detonar al país.

Sin duda un paso importante son los programas de impulso al empleo, Jóvenes Construyendo el Futuro”, así como los precios de garantía en el agro, la duplicación del monto de la pensión universal, el rediseño del sistema financiero y el próximo retorno del gobierno a la banca de primer piso, en especial para atender a sectores como el agropecuario, además de una mayor competencia para evitar que las grandes bancas extranjeras se dediquen a sangrar a los clientes de la banca en México.

Mientras, en el combate a la corrupción se han dado acciones como frenar la participación de inspectores en la visita a negocios, salvo exista una denuncia expresa, lo que ha inhibido prácticas de chantaje en perjuicio de la economía de las empresas, en especial las micros y pequeñas.

Enfrentar el crimen organizado no es una asignatura que se cumpla en 100 días, pero la creación de la Guardia Nacional marca un paso importante en ese sentido, así como los operativos para enfrentar al huachicol y otros ilícitos que representarán ahorros por 500 mil millones de pesos, para lo cual es necesario también fortalecer la cultura de la denuncia.

 

El crecimiento económico sin duda será todo un reto cuando se estima un escenario de desaceleración económica en presente y próximo año, por lo cual los niveles de gobierno deben impulsar acciones para fortalecer el mercado interno.

Los focos amarillos empiezan a prenderse en torno a variables macroeconómicas como inflación, donde el INEGI reportó caídas en los índices de precios al consumidor: Puebla suma dos meses consecutivos con deflación y en términos anuales pasó del 5.27 por ciento de inflación al cierre del 2018, a 5.03 por ciento en enero y 4.55 por ciento en febrero del 2019, reflejo de un menor consumo.

Mientras,  el empleo con seguridad social en Puebla creció en 3.15 por ciento en términos anuales al cierre de febrero, nivel similar al promedio nacional, aunque reportó una baja en el comparativo del primer bimestre 2019 vs 2018 de más del 40 por ciento.

Puebla registró crecimientos del tres por ciento anual en su economía, no obstante, su planta industrial automotriz mantuvo comportamientos a la baja con respecto al 2017, conforme análisis de BBVA Bancomer Research.

Puebla se ubicó en 2018 entre las entidades con mayor crecimiento,  gracias al avance del sector manufacturero, principalmente; sin embargo, prevalecen claro oscuros en torno al comportamiento de la inversión privada, en especial la extranjera, que reportó en el cuarto trimestre del 2018 su quinta peor marca histórica en dos décadas.

Con todo, sectores como el de la construcción podrían dar una mejor dinámica a le economía, siempre y cuando las obras se ejecuten antes del periodo de lluvias, una medida que está en manos del gobierno como un paso para la reactivación de la economía local al contratarse a empresas y mano de obra local.

Lo leíste en La Primicia MX
Comenta