Empresas destinan hasta 35 por ciento de sus utilidades al pago de sobornos

142

Ciudad de México.- Los actos de corrupción llegan a costar hasta 35 por ciento de las utilidades de las empresas que operan en el país, aseguró la consultora KPMG.

Según el estudio titulado “El impacto de los Delitos Financieros. Prevención, Detección y Respuesta”, y hecho a 200 firmas que operan en el país, siete de cada diez consideraron que la corrupción representa costos para su negocio.

Realizado en sectores como el financiero, automotriz, consumo o manufacturero, entre otros, el estudio detalló que tres de cada diez empresas aseguraron haber perdido algún contrato o licitación por no haber pagado algún tipo de soborno.

Shelley Hayes, socia líder de Forensic para KPMG México, indicó que la corrupción prevalece como un tema importante para las empresas que operan en el país, por lo que se han visto forzadas a establecer acciones enfocadas a mitigar estos costos.

“En cada empresa ya tienen sus propias matrices internas de cuándo realizar algo penalmente al defraudador. Deben de considerar estas vías para ayudar a plasmar las denuncias, sí es una mejora práctica el considerar hacer algún tipo de acción penal para respetar sus propios valores y reglas internas”, dijo en videoconferencia.

Por ello, 79 por ciento de los encuestados cuentan con un manual de políticas y procedimientos para salvaguardar la integridad de sus compañías, 77 por ciento un código de conducta, 62 por ciento tienen políticas anticorrupción, 53 por ciento políticas de recursos humanos, 51 por ciento sistemas de control, vigilancia y auditoría, 49 por ciento políticas antisoborno y 35 por ciento sistemas de entrenamiento y capacitación.

“Es necesario que las empresas tengan sistemas de vigilancia y monitoreo para asegurar que todas estas políticas y procedimientos están siendo eficaces y eficientes. Necesitamos trabajar con las organizaciones para mejorar su vigilancia y monitoreo de los esfuerzos anticorrupción para asegurar que la empresa tiene un programa de integridad empresarial que están mitigando los actos de corrupción”, dijo Hayes.

Precisó que, en el caso de los fraudes, seis de cada diez se realizan de forma interna, y los casos se deben a malversación de efectivo, robo de activos, conflicto de interés, exceso de gastos y espionaje industrial o comercial. En promedio, 42 por ciento de los defraudadores internos son trabajadores de nivel gerencial o medio y las pérdidas por este tipo de ilícitos llegan a costar más de 5 millones de pesos.

Ciberataques cuestan hasta 1.2 millones de pesos

El estudio indicó que los ciberataques también representan un costo elevado para las firmas nacionales y México ocupa el primer lugar en riesgos relevantes por estos temas.

El costo promedio de ciberataque fue de un millón 200 mil pesos, y 75 por ciento de las instituciones tardaron entre 24 horas y siete días en detectar el incidente, mientras que cinco de cada 10 empresas no detectaron el origen del ataque.

Según el estudio, 51 por ciento de los incidentes son por algún malware, 41 por ciento por suplantación de identidad, 32 por ciento por casos de phising, 30 por ciento por pérdida de información, 22 por ciento por intrusión en la infraestructura de las empresas y 19 por ciento por accesos ilícitos a la red de las empresas.

“Tenemos que estar armando programas de ciberseguridad que contemplan una variedad de potenciales ataques”, refirió la especialista.

En materia de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, la especialista de KPMG añadió que 55 por ciento de los programas aplicados por las empresas han sido evaluados por la autoridad.

(La Jornada)

Lo leíste en La Primicia MX
Comenta