Enjuiciamiento contra expresidentes no es venganza, no es personal: López Obrador

106

Ciudad de México.- La petición de consulta popular sobre el posible enjuiciamiento a los expresidentes “no se trata de una persecución; no es mi fuerte la venganza, yo cumplo con mi responsabilidad  y no tengo problemas personales con ninguno de ellos, ni con (Carlos) Salinas, ni con (Felipe) Calderón, ni con ninguno”, aseguró el titular del ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador. 

En conferencia de prensa, insistió: “Yo no odio, yo no podría vivir odiando, yo soy feliz porque predico el amor al prójimo, no le deseo mal a nadie”.

Pidió a los expresidentes “si no están conscientes, que piensen en mi situación y en la del pueblo, en el daño que ocasiona la corrupción y cómo tenemos que poner un hasta aquí a todo lo que ha sucedido, a todas las atrocidades. 

“Imagínense que yo me quedo callado, me hago como que no me entero, guardo silencio, o peor aún, me convierto en tapadera, ¿Cómo queda el presidente, la investidura, la institución? Se debilita. Nosotros tenemos que tener instituciones fuertes por su autoridad moral, no por la fuerza bruta”. 

Manifestó que exmandatarios pueden decir que se afectan sus derechos, pero “no, estamos solicitando que se le pregunte al pueblo si se les enjuicia de conformidad con la ley, respetando las garantías, sin violar derechos humanos y en el marco de la legalidad existente si procede o no lo del fuero presidencial. 

“Esclarecer todo esto para que no haya repetición. Si no hay cambio es más de lo mismo, y yo soy partidario de que más que castigo a los errores cometidos, lo importante en la impartición de justicia, es prevenir para que no se repitan los casos que afectan a la sociedad”. 

Subrayó que apuesta mucho al cambio de mentalidad. “Si hay conciencia ciudadana amplia en contra de las injusticias vamos a tener un país más próspero, más digno, más libre, más justo, pero depende mucho del pueblo. No me gusta el término, pero es el empoderamiento del pueblo”. 

Consideró que ante ello “no tiene por qué haber ninguna reacción”. Como planteó en su escrito al senado, insistió que se haga “sin estridencias, con responsabilidad y que la gente y las autoridades correspondientes decidan, para que de esta manera el país avance”. 

López Obrador aseguró que la recolección de más de 2 millones de firmas para solicitar la consulta popular fue una hazaña de ciudadanos y no de ningún partido o de organización social. 

Al cuestionar que eso se pusiera bajo sospecha, recordó que ese grupo de ciudadanos, en el que participó uno de los sobrevivientes del ataque a los normalistas de Ayotnizapa, Omar García, antier por la noche llamó a otros para que les ayudaran a foliar y “lo lograron”. 

Insistió que presentó al senado el escrito para la consulta para reafirmar la petición y “que no se nos pasara el tiempo”. 

Pidió esperar que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resuelva sobre la constitucionalidad de la consulta y de la pregunta. “Tienen un plazo de 20 días para resolver” y ahora los ministros “pueden tener la arrogancia, si quieren, de sentirse libres, porque lo son. Va a depender de ellos que se declare constitucional y pase a las cámaras, al INE y adelante”. 

Insistió que “no puede haber juicio sumario; tiene que demostrarse que hay culpabilidad, presentarse pruebas, se tiene que resolver lo del fuero, si se puede juzgar a ex presidentes; las autoridades competentes son las que van a resolver, la fiscalía y poder judicial, no la encuesta. Nosotros lo que queremos es que se le pregunte al pueblo. 

“Esto marca una etapa nueva, esta es la transformación, es demostrar que hay una auténtica democracia, que es el pueblo el que manda”.

(La Jornada)

Lo leíste en La Primicia MX
Comenta