Insiste AMLO que mediante consulta la gente decida sobre juicio a expresidentes

106

La consulta ciudadana para enjuiciar a expresidente es un ejercicio único e histórico porque la corrupción se solapaba, no estaba ni siquiera en el discurso oficial, indicó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia de prensa, recordó cuáles son los tres escenarios para solicitar el ejercicio popular: el presidente de la república, una tercera parte de los legisladores de alguna de las dos cámaras o el 2 por ciento de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral; es decir, como un millón 500 mil o un millón 600 mil ciudadanos.

“En el caso de los expresidentes para que no me vayan a acusar de vengativo o de verdugo, hay manera de conformidad con la Constitución de que se lleve a cabo una consulta y que decidamos entre todos”, dijo.

El primer mandatario sostuvo que el tema de la consulta es muy importante porque son dos vías: por un lado el que la Fiscalía General de la República (FGR) y los jueces hagan su trabajo, y que si resultan implicados los expresidentes entre todos tomen la decisión final.

Sostuvo que constitucionalistas, abogados e integrantes de la FGR y del Poder Judicial deberán resolver sobre el artículo 108 de la Constitución, el cual establece que los presidentes solo pueden ser juzgados por traición a la patria.

“Esto es un asunto que se debe resolver. Yo estoy porque si se va a juzgar a expresidentes, que sea mediante una consulta, que sea la gente, la mayoría la que decida. Yo voy a votar en contra, tengo mis razones y las voy a exponer. Ya las he dado a conocer y voy a seguir argumentando, pero en la democracia, el pueblo manda”, expuso.

López Obrador refirió que el tema de la corrupción no estaba ni siquiera en el discurso oficial, y celebró que ahora todos los días se habla sobre ese asunto.

Momento estelar en la historia de México

México vive un momento importante y estelar en su historia, ya que existe la gran oportunidad de desterrar la corrupción, consideró el jefe del ejecutivo.

Desde Palacio Nacional, dijo que si este delito no queda eliminado de manera definitiva durante su gobierno, sí lo alejará por mucho tiempo de la vida pública.

“Yo creo que no se había presentado en mucho tiempo una oportunidad como esta. No debemos dejar pasar esta oportunidad y debemos ir al fondo, y tenemos elementos. Hay dos casos emblemáticos, graves: las declaraciones del exdirector de Pemex, el señor Lozoya, que involucra a expresidentes, funcionarios, legisladores que recibieron sobornos o autorizaron actos de corrupción. Y el otro asunto, el del señor García Luna, de cómo el secretario de Seguridad Pública durante el gobierno de Felipe Calderón estaba al servicio de una de las bandas de la delincuencia organizada”, subrayó.

Manifestó que ante esto, su administración debe actuar con responsabilidad y hacer valer el Estado de derecho, que la FGR lleve a cabo toda la investigación y que se logre saber a ciencia cierta lo sucedido, que se recupere lo robado y que se castigue a los responsables.

“No debemos molestarnos, no verlo como algo negativo, polarizante, de confrontación. Al contrario, si todos los mexicanos ayudamos a que ya no haya en el futuro actos de corrupción, México va a dar un salto hacia adelante de grandes dimensiones. Es el renacimiento de México porque nada ha dañado más a México que la corrupción, por eso hablo de la peste”, añadió.

(Aristegui Noticias)

Lo leíste en La Primicia MX
Comenta