Putin y Macron comentan los resultados de su reunión en Moscú, que duró más de 5 horas

180

La visita del mandatario francés a la capital rusa fue precedida por cuatro conversaciones telefónicas que tuvieron lugar desde mediados de noviembre.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha visitado este lunes Moscú donde se reunió con su homólogo ruso, Vladímir Putin.

Tras las negociaciones, que duraron más de 5 horas, Putin declaró durante una rueda de prensa que las conversaciones fueron «sustantivas y útiles» y en ellas fueron abordadas las cuestiones de garantías de seguridad.

El presidente ruso destacó que la OTAN designó a Rusia como rival en el 2019. «No podemos pasar por alto esto: en la estrategia militar de la OTAN para el 2019, Rusia es identificada explícitamente como la principal amenaza de seguridad y adversario. La OTAN nos ha designado como adversarios», dijo el mandatario ruso.

En cuanto al carácter defensivo de la Alianza, Putin declaró que «los ciudadanos de Irak, Libia, Afganistán y Yugoslavia han visto» lo ‘pacífica’ que es la OTAN.

Putin indicó que la OTAN desplegó su infraestructura militar cerca de las fronteras rusas, pero al mismo tiempo considera que «tiene el derecho de darnos elecciones sobre dónde y cómo [Moscú debe] desplegar las Fuerzas Armadas y considera posible solicitar no celebrar las maniobras y los ejercicios planeados».

En ese contexto, Putin afirmó que «no está muy claro sobre qué base» el desplazamiento de las tropas rusas en el territorio de su propio país se presenta como una amenaza para los Estados vecinos. 

El presidente francés declaró que Francia y Rusia acordaron colaborar en el tema de las garantías de seguridad.

Previamente, desde el Kremlin afirmaron que el punto principal de las conversaciones sería la tensión en las relaciones entre Rusia y Occidente.

«Predominará absolutamente el tema de la tensión en Europa relacionado con la situación en torno a Ucrania, el tema de las garantías de seguridad para Rusia, todo lo relacionado con estos problemas principales», dijo a los periodistas el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, y aseveró que el gasoducto Nord Stream 2 no forma parte de la agenda principal.

Peskov apuntó que la discusión sería «muy sustantiva y extensa», no obstante, no prevé que resulte en cambios decisivos. «Emmanuel Macron lidera el país que preside la Unión Europea […] Pero sabemos que viene con ciertas ideas para encontrar posibles opciones para calmar las tensiones en Europa», indicó.

La reunión de hoy fue precedida por una serie de contactos a distancia. A partir del 15 de noviembre, los dos presidentes mantuvieron cuatro conversaciones telefónicas. En cada de ellas discutieron la situación en Ucrania y los informes de una supuesta «invasión rusa» que han estado difundiendo diferentes medios occidentales.

En cuanto al tema de las garantías de seguridad, propuestas en diciembre por Moscú a EE.UU. y la OTAN, fue discutido por los dos líderes a finales de enero y el pasado jueves.

La semana pasada Putin afirmó que Washington ignoró tres de las exigencias clave: la no ampliación de la OTAN, el no despliegue de sistemas de armas ofensivas cerca de las fronteras de Rusia y el regreso de la infraestructura militar del bloque en Europa a su estado de 1997, cuando se firmó el Acta Fundacional de la OTAN-Rusia.

Previamente, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, también declaró que las respuestas no contienen una «reacción positiva» a la cuestión principal: la no expansión de la OTAN hacia el este y el no despliegue por parte de la alianza militar de armas de ataque que puedan amenazar a Rusia.

Lo leíste en La Primicia MX
Comenta