Kuali, un videojuego creado por alumnos de la BUAP que conecta con la cultura náhuatl

55

Ha obtenido diversos premios en competencias como Fepro 2018 e Infomatrix Continental

¿Es posible crear un universo donde solo tengan cabida nuestras propias fantasías y los retos se diseñen a nuestro gusto? Los apasionados de la realidad virtual saben que sí. Kuali, por ejemplo, es un videojuego creado por estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Computación de la BUAP en el que se combinan las aventuras y desafíos con una forma peculiar de aprender sobre la cultura mexicana y el idioma náhuatl.

           Kuali, que significa “inteligente o bueno” en náhuatl, ha participado en diferentes concursos: en Fepro 2018 ganó el primer lugar en la categoría de software y videojuegos; en Infomatrix Continental en 2019 el equipo obtuvo la medalla de plata en la categoría de desarrollo de videojuegos, tras competir con más de mil 700 proyectos de Latinoamérica; y en “Puebla App Innovation”, en la Universidad Tecnológica de Puebla, en marzo pasado, fue reconocido con el tercer lugar como mejor proyecto a nivel nacional para Startups.

           Sus creadores, Giovanny Sánchez Pérez ─alumno de Ingeniería en Ciencias de la Computación─, Guillermo Escalante Ramírez y Annette Olivares Arroyo ─estudiantes de Ingeniería en Tecnologías de la Información─ han combinado sus intereses y talentos para crear un universo virtual que brinda al usuario dos formas de diversión y aprendizaje.

           La primera es un juego de retos de distintos niveles, todos relacionados con la cultura náhuatl. Quien decida transcurrir por esta aventura primero se enfrentará a desafíos en el mundo terrenal;  de salir avante, en el segundo y tercer nivel los retos te acercan al mundo de los muertos o valle del Mictlán, donde distintas fuerzas vivas, como el dios Mictlantecuhtli, buscarán que no salgas jamás. La suerte y habilidad para librar obstáculos será el factor clave para salir virtualmente de ese inframundo.

           Conforme avanza el juego hay sonidos, diálogos entre los personajes y así el usuario escucha las pronunciaciones correctas en náhuatl y se familiariza con el idioma. Por ejemplo, en el primer mundo participan el zorro rojo llamado chiltik y el zorro blanco Istak, que en náhuatl significan rojo y blanco, respectivamente.

           “Esos son los primeros mundos de aventura que tenemos con Kuali, sin embargo la intención es actualizarlo y crecer para que a medida que se sumen jugadores se agreguen otros niveles, además de otros animales como el ajolote y el tlacuache, cada uno con sus propios niveles de aventura”, explicó en entrevista Giovanny Sánchez.

           La segunda opción que ofrece este videojuego es la adopción y cuidado de un vulpes (zorro), un mamífero caracterizado por su cautela y sigilo para cazar. El usuario se encargará de kua (alimentarlo), atli (darle de beber agua) y vigilar que duerma (kochi).

            “La intención de la crianza es que la gente se interese por las especies endémicas y a través de este juego se logre una conciencia para su cuidado, por eso se incluirán además del zorro, el ajolote, xoloitzcuintle, lobo mexicano y tlacuache, entre otras”, mencionó Annette Olivares.

La programación y modelado 3D

Kuali está planeado para dispositivos móviles y PC, además de estar diseñado para todo tipo de público, con un contenido que no recurre a la violencia para entretener, además de estar inspirado en un juego tipo retro de aventuras.

           Para poder desarrollar este concepto, en su juego los estudiantes hicieron investigación, consultas y se asesoraron con profesores de náhuatl.

            “Nos documentamos en libros y cursos, además tuvimos la asesoría de maestros de náhuatl, eso permitió que en los gráficos del videojuego pudiéramos incorporar elementos mexicanos pero llamándolos en este idioma”, refirió Annete, quien desarrolló los bocetos debido a la habilidad y el gusto que tiene por el dibujo.

           Por su parte, Guillermo hizo un modelado en 3D  de los personajes, por ejemplo el zorro fue hecho en Low Poly, bajo poligonaje, eso permitirá que el videojuego corra sin problema en cualquier dispositivo móvil.

           En tanto Giovanny se encargó de la programación, optimizar las escenas y el funcionamiento para todos los dispositivos móviles, y migrarlo para que pudiera funcionar en diferentes plataformas.

           Los interesados en conocer este videojuego pueden consultar la página o buscarlo en instagram o facebook. Ahí mismo se pueden poner en contacto con los creadores para asistir a cursos que imparten para diseño y creación de videojuegos (dibujo, modelado, programación). También están las fechas programadas para que Kuali se descargue en Marketplace y asset store.

           El equipo de Giovanny, junto con otros estudiantes, también impulsa una competencia de juegos llamada Rush Gaming, la cual se celebra en junio y consiste en 48 horas de juego continuo. Hay dos categorías, para principiantes y profesionales, la idea es que los participantes puedan ir creando su videojuego y participar en un torneo para que al final de las 48 horas se analice el trabajo de los equipos y se elija a un ganador.

Lo leíste en La Primicia MX
Comenta