De cada nueve personas asintomáticas una podría estar infectada con Ómicron: Rectora Lilia Cedillo

2968
  • La firma de convenio estuvo encabezada por la Rectora Lilia Cedillo, quien agradeció a estas agrupaciones y a sus líderes priorizar la estabilidad institucional y el bien común

Gracias a las negociaciones que se realizaron bajo un clima de respeto, este día el Sindicato Independiente de Trabajadores no Académicos (SITBUAP) y la Asociación Sindical de Personal Académico (ASPABUAP) signaron el convenio de revisión salarial 2022, en el cual se acordó un incremento de 3.5 por ciento directo al salario, con lo que se pone fin al emplazamiento a huelga presentado por ambos organismos en fechas pasadas.

La firma de estos convenios fue encabezada por la Rectora Lilia Cedillo Ramírez, quien estuvo acompañada por el secretario General de la institución, José Manuel Alonso Orozco, y la abogada General, Rosa Isela Ávalos Méndez, además de los representantes de la Comisión Institucional de Revisión Salarial y dirigentes del SITBUAP y ASPABUAP, Hugo Hernández García y Carlos Armando Ríos Acevedo, respectivamente, quienes signaron estos acuerdos en actos separados.

En la primera firma, la Rectora Lilia Cedillo Ramírez reconoció que todo el personal cumple una función primordial dentro de la universidad, la cual necesita de la vocación de servicio de los trabajadores. Por ello, agradeció al SITBUAP —el cual tiene 2 mil 600 agremiados— la solidaridad y conciencia para llegar a un consenso que permite garantizar la estabilidad institucional y el beneficio mutuo.

Asimismo, reconoció que el incremento pactado no se ajusta al índice inflacionario del país; no obstante, aseguró que mantendrá su compromiso de mejorar las condiciones laborales.

“El SITBUAP siempre ha sido solidario con la institución y a diferencia de muchas universidades, la nuestra mantiene una fortaleza en lo económico y administrativo. Esto se ha logrado gracias a la conciencia que han mostrado los sindicatos. Cuenten con mi preocupación, pero sobre todo ocupación, para conseguir mejores condiciones laborales para todos los trabajadores administrativos, incluyendo a los compañeros contratados bajo el esquema del capítulo 16”.

Por su parte, Hugo Hernández García, secretario General del SITBUAP, mencionó que como agremiados tienen claridad de los esfuerzos realizados por la universidad para lograr este convenio. Agradeció la instrucción de la Rectora Lilia Cedillo para mantener un diálogo abierto y respetuoso que se refleja en acuerdos que beneficiarán a los trabajadores.

Destacó también la importancia de caminar de la mano con la administración para solicitar al gobierno federal que los próximos incrementos salariales se otorguen con base en el índice de inflación.

Posteriormente, durante la firma con la ASPABUAP, Carlos Armando Ríos Acevedo, secretario del Interior y Relaciones Exteriores, recordó el legado de su recién fallecido dirigente, Jaime Mesa Mújica. Tras brindarle un aplauso como homenaje, advirtió que mantienen el compromiso de seguir dando resultados y de cumplir con las metas trazadas para ser un sindicato unido y cercano a su base.

Mencionó que la situación económica de los trabajadores universitarios es crítica en todo el país, donde se registra una inflación del 8 por ciento, por lo que en un escenario complicado, las comisiones negociadoras buscaron sostener de manera respetuosa un diálogo para llegar a un acuerdo que se concreta hoy a través de la firma de este convenio.

“Estamos aquí para dejar claro el compromiso que tenemos con nuestra universidad y por eso se ha evitado regresar a un pasado inestable y perjudicial en todos los aspectos, como en antaño se vivió, pero sin olvidar que la defensa de las condiciones laborales del personal académico es una encomienda que marca una enorme responsabilidad”.

Al respecto, la doctora Lilia Cedillo Ramírez manifestó sus condolencias por el fallecimiento del maestro Jaime Mesa Mújica y aseguró que la fortaleza de esta asociación sindical está en cada uno de sus más de 4 mil miembros, por lo que seguirán adelante, compartiendo sus ideales, los cuales también han permitido conseguir una estabilidad laboral e institucional.

“Nuestra universidad está sólida en el plano económico, tenemos finanzas sanas. Como académica tengo 39 años ejerciendo y conozco las necesidades de este gremio y el trabajo que realizan fuera del horario laboral, sé que ponen su mejor esfuerzo para lograr que sus estudiantes no vean truncados sus sueños, por eso hago el compromiso de ir juntos, de tocar todas las puertas necesarias para mejorar las condiciones laborales. Es una labor difícil negociar con las autoridades federales, pero la BUAP tiene resultados tangibles y partiendo de ellos haremos las solicitudes pertinentes”.

Lo leíste en La Primicia MX
Comenta