Investigadores del HUP participan en la actualización de la Guía Mexicana de Práctica Clínica de Inmunoterapia

109

La finalidad es uniformar el tratamiento de inmunoterapia específica

La prevalencia de rinitis y asma alérgica en la población mexicana es alta, entre 15 y 25 por ciento, por lo que constituyen un problema de salud pública. En la práctica clínica de inmunoterapia se toman como referencia guías internacionales, las cuales se aplican solo parcialmente, puesto que los extractos alergénicos empleados en las pruebas cutáneas son diferentes a los empleados en otras regiones.

          Ante la necesidad de tener un documento nacional para la práctica de inmunoterapia específica, Aída López García, Daniela Rivero Yeverino y Chrystopherson G. Caballero López, médicos del Hospital Universitario de Puebla (HUP), participaron en la actualización de la Guía Mexicana de Práctica Clínica de Inmunoterapia, difundida durante el Congreso Nacional del Colegio Mexicano de Inmunología Clínica y Alergia, en junio pasado, en Mérida, Yucatán, el cual  hoy se encuentra en prensa.

          La doctora Aída López García, jefa del Servicio de Alergia e Inmunología Clínica del HUP, detalló que en el país existen 13 centros formadores de dichos especialistas, los cuales aplican diferentes lineamientos para el tratamiento de la enfermedad en cuestión.

          Por ello, se busca “uniformar el tratamiento de inmunoterapia específica para el paciente con alergias y que el médico residente, sin importar su centro de formación, disponga de estos conocimientos básicos. Igualmente, esta guía puede ser utilizada por alergólogos particulares”, señaló.

          En cada capítulo de este manual participan socios del Colegio de Alergólogos Pediatras del país. Para ello, los diferentes especialistas revisaron la guía mexicana en cuestión, con el fin de plantear modificaciones y actualizaciones al documento propuesto en 2011. De igual manera, revisaron las guías de inmunoterapia europea, americana, alemana, entre otras; esta información la tradujeron y resumieron.

          “La aportación principal de los investigadores de la BUAP es poder trabajar en esta nueva edición. Somos tres médicos que participamos en dos capítulos, 4 y 8. La labor de cada uno fue buscar información, tomando como referencia las guías europeas, la alemana, entre otras, además de artículos y su experiencia para recomendar buenas prácticas clínicas”, especificó la doctora Aída López.

Lo leíste en La Primicia MX
Comenta